E Ayuntamiento de Lalín, a través de la concejalía de Turismo, una vez finalizado el Mes del Cocido y encarando ya el final del invierno, realizó por primera vez una encuesta entre los restaurantes locales que ofrecen cocido para conocer de buena tinta su satisfacción, así como el rendimiento y otras cuestiones generales relativas a la temporada de mayor consumo de este plato, que aunque se comienza a servir con la llegada de los primeros fríos y se mantiene hasta bien entrada la primavera, concentra la época fuerte en el primero trimestre del año. Una vez analizadas detalladamente las respuestas de cada establecimiento, las conclusiones son claras. Tal y como afirma el concejal de Turismo, Francisco Vilariño: “Estamos hablando de la mejor temporada de cocido de la historia en cuanto a número de platos servidos y la cantidad de comensales recibidos”. “Y esto” -prosigue- “no lo afirmo yo, sino que son datos objetivos y contrastables, aportados por los diferentes restauradores, que nos hacen estar muy satisfechos y orgullosos”.

Las encuestas fueron realizadas entre los 25 establecimientos que participaron en el XX Mes del Cocido, que finalizó el pasado 14 de febrero. En las preguntas realizadas, además de solicitarse una valoración general del año, también se les preguntó por la época en la que empezaron a servir los primeros cocidos, así como sobre las encargas que mantienen para los próximos meses. En el relativo a la primera cuestión, los datos son absolutamente positivos e incontestables, pues excepto 3 establecimientos, todos afirmaron que la presente temporada de Cocido fue “muy buena” en comparación con algunas anteriores o incluso van más allá y manifiestan que fue “la mejor que se recuerda”. Los restaurantes estuvieron a rebosar y ya fueron miles los comensales que degustaron el plato rey de la gastronomía gallega en alguno de los establecimientos de la localidad que aún siguen llenando mesas, pues la mayoría también asegura “tener encargas hasta finales de marzo e incluso para abril y mayo”. Hasta 7 de los locales consultados por el ayuntamiento confirmaron tener fijadas varias encargas para el día del Orgullo de Lalín, que se celebra el primero fin de semana de mayo.

En relación a la época en la que se comienza a servir el plato, la mayoría de restaurantes dijeron hacerlo con mayor regularidad desde el mes de noviembre, aunque varios de los locales de referencia de la capital del municipio aseguraron comenzar a ofrecer cocidos en gran cantidad ya “a partir de las fiestas patronales de septiembre y hasta que la gente lo pida”, de modo que se comprueba que el cocido se consume de manera abundante en los establecimientos locales durante la mayor parte del año. También son significativas algunas informaciones aportadas por restauradores, como es el caso de uno de los restaurantes con mayor aforo del municipio, que dijo haber percibido un cambio de perfil en el comensal del cocido y que más allá de los grupos de adultos “que vienen todos los años”, este año se recibieron muchas “pandillas” de jóvenes.

Francisco Vilariño no esconde su satisfacción ante unas valoraciones tan positivas. “Los datos son magníficos, pues la inmensa mayoría de los restaurantes afirmaron que fue el mejor año en cuanto a número de clientes”. “Esto” -indica- “refleja que el cocido de Lalín está en un estado de salud inmejorable y que su crecimiento parece no tener techo, mas desde el Gobierno municipal no nos vamos a conformar y vamos a seguir trabajando para hacer que en cada edición el beneficio que le acarrea el cocido a nuestro municipio sea mayor”. El concejal aprovechó para darle los parabienes a los establecimientos ante este éxito rotundo “pues el excelente rendimiento de esta temporada se debe en gran medida al magnífico trabajo de este sector, pero no me cansaré de decir que el éxito final es colectivo y reside en todo el pueblo por los beneficios que el cocido aporta cada año a nuestro ayuntamiento, tanto a nivel económico como social y cultural”. “Desde el punto de vista turístico” -señala- “el cocido es un motor, puesto que la gente que nos visita para degustalo crea sinergias con otros sectores, pues compra en el comercio y hace uso de diferentes servicios, enriqueciendo en conjunto nuestro municipio”.

En esta línea, el edil también atribuyó el éxito a los esfuerzos que viene realizando el Gobierno por seguir impulsando el cocido cómo uno de los principales reclamos de nuestro municipio para atraer visitantes y para generar riqueza. “Desde el Ayuntamiento de Lalín destinamos cada año al cocido una gran cantidad de recursos, tanto humanos cómo económicos, para difundirlo y promocionarlo a través de diferentes iniciativas, pues somos conscientes de su enorme potencial”. “Sin embargo” -concluye- “estamos muy satisfechos de que el trabajo desde el Gobierno, junto con la apuesta de los establecimientos lalinenses para elevar el Cocido de Lalín a sus máximas cuotas de calidad y prestigio, dé como resultado que cada año sean más los visitantes que se acercan a nuestro municipio para degustar este plato, impulsando la economía y la sociedad lalinense”.