Será una edición simbólica, sin desfile ni encomienda, ni tampoco puestos de venta.

La edición del 2021 de la Feira do Cocido de Lalín no va a dejar de celebrarse, aunque con una edición reducida y simbólica que suprime actos como el desfile de carrozas y comparsas o la encomienda, así como los tradicionales puestos de venta de produtos gastronómicos y artesanías.

Ya se había presentado en el mes de febrero el cartel de este año, obra del artista Paco Pestana, y también se celebró la entrega de los premios de periodismo Álvaro Cunqueiro, y finalmente se ha decidido organizar una serie de actos culturales para no dejar pasar un año en blanco, manteniendo así el espíritu festivo do Cocido para los vecinos y para el sector de la hostelería, por supuesto cumpliendo las normas sanitarias precisas que imperen en cada momento.