noname-6

El Cocido Solidario se celebra este año en beneficio de la Asociación Carabelo. Este evento, fue introducido polo Gobierno local desde principio de mandato en relevo de la anterior comida oficial. Actualmente se busca aprovechar la Feria del Cocido para recaufar fondos con fines solidarios efectos de destinarlos a distintas asociaciones sin ánimo de lucro del municipio y así colaborar en el cumplimiento de acciones sociales.

La asistencia al Cocido Solidario 2019, que se celebrará en el Pazo de Bendoiro el día de la Feria del Cocido (24 de febrero) estará abierta al público en general. La participación en la comida se realizará previa adquisición de la correspondiente entrada. Los PASES ESTARÁN A La VENTA DESDE El LUNES 4 DE FEBRERO Al LUNES 18 DE FEBRERO, en la recepción del Ayuntamiento, así como en las dependencias del Pazo de Bendoiro y en la sed de la Asociación de Empresarios del Deza (AED). Tendrán un precio de 38 euros, de los que 5 irán asignados a modo de donación solidaria en beneficio de Carabelo. Asimismo, se podrán adquirir las entradas a través del ingreso directo de los 38 euros en la cuenta bancaria ES96 0081 5564 4000 0130 6239. También se habilitará una fila cero para que las personas que deseen realizar una aportación sin asistir al Cocido puedan hacerlo.

Carabelo es una organización sin ánimo de lucro formada por voluntarios y voluntarias que nació al abeiro de la Asociación El Mencer y que tiene como objetivo principal apoyar la integración de familias y menores en riesgo de vulnerabilidad social. Valentina Díaz es la presidenta de este colectivo que actualmente trabajo con más de 60 usuarios y usuarias. Entre las actividades que realiza el colectivo, destacan principalmente las clases de apoyo al estudio que ofrecen a niños y niñas, las merendas que realizan con alimentos adaptados a la religión de cada uno o las revisións médicas, bucodentales y sesiones sobre los cuidados y la hixiene personal que organizan. Carabelo tiene su sed e imparte sus actividades en una instalación cedida polo Ayuntamiento de Lalín en las antiguas casas de los maestros del colegio Xesús Golmar, donde creó una biblioteca propia.