El Ayuntamiento de Lalín realizará un gran espectáculo pirotécnico en la media noche del sábado, 3 de febrero. Se trata de una de las grandes novedades dentro de la programación de actos de la Feria del Cocido, que este año cumple su 50 aniversario. Teniendo en cuenta la relevancia y la importancia histórica de esta fecha tan señalada, el Gobierno municipal decidió incluir esta sesión de fuegos artificiales con el fin de llenar de contenido, de luz y de color una de las noches más festivas, especiales y concurridas del año en Lalín, la de la víspera del Cocido.

Con el objetivo de que esta sesión pueda ser disfrutada por el mayor número de personas, el espectáculo se desarrollará desde la Praza da Vila, al lado de la Iglesia de Lalín, en un emplazamiento que ofrece una centralidad idónea para que pueda ser visto desde todo el casco urbano sin necesidad de desplazarse a ninguno otro lugar. El espectáculo pirotécnico fue encargado a una de las más reputadas y punteras empresas de Galicia, que ya está a trabajando en su diseño. La sesión se prolongará entre 10 y 15 minutos, contará con 2.800 artefactos y, entre ellos, se incluirá algún alusivo al 50 aniversario de la Feria del Cocido.

En palabras del alcalde, Rafael Cuíña, este espectáculo pirotécnico permitirá “deslumbrar y entusiasmar a los millares de personas que aprovecharán esa noche para disfrutar de la inmensa oferta hostelera y de ocio con la que cuenta nuestra villa”. Pero no sólo se trata de ofrecer una alternativa novedosa y atractiva para los propios vecinos de Lalín, sino de propiciar la llegada de más visitantes de fuera del municipio.

En esta línea, el concejal de Turismo, Francisco Vilariño, indica que “somos conscientes de que el nivel de ocupación hotelera en ese fin de semana va a ser absoluto, por lo que queremos dar una imagen de una villa moderna y dinámica”. Pero, al mismo tiempo, “también sabemos que habrá muchas personas de municipios limítrofes y del resto de Galicia que, sin quedarse a pernoctar, no dejarán de pasar por alto la oportunidad de acercarse la Lalín para empaparse de un ambiente excepcional, probar un bueno plato de cocido y comprobar la elevadísima calidad de nuestra hostelería y nuestro comercio”.

En consecuencia, no se trata de un acto más, sino que esta propuesta incidirá de manera considerable en la dinamización social y económica de nuestra villa y de su tejido productivo, contribuyendo aun más a que el Cocido siga siendo uno de los grandes motores turísticos y económicos de Lalín.