Ayer por la mañana tuvo lugar en el Ayuntamiento la apertura de las plicas con las ofertas para optar a un puesto en la carpa de la Feria del Cocido, patrocinada por la Mahou. Tal y como informó el Gobierno, se recibieron un total de 52 solicitudes por parte de las firmas alimentarias y de otras de artesanía y productos singulares manufacturados. De este modo, a pesar de que para la 50 edición de la Feria se llevó a cabo una importante ampliación de la carpa (se pasó de 39 a 47 puestos de capacidad), la demanda superó la oferta, por lo que se registrará una ocupación del 100%, en la que se representarán todos los sectores productivos y además habrá una importante presencia de artesanía.

Con la finalidad de hacer totalmente justo y transparente el proceso de adjudicación, los stands fueron asignados a través de una subasta abierta. Así, se estableció una cuota mínima por cada puesto en la carpa de 63,50 euros, precio que se pudo mejorar al alza en las solicitudes presentadas.

El Gobierno sostiene que el altísimo número de solicitudes recibidas “da muestra de la magnífica salud de la que disfruta la Feria del Cocido y que en esta 50 edición, que se celebra el próximo domingo, despierta un enorme interés entre produtores de todo tipo que no quieren dejar pasar la oportunidad de exponer sus productos en un evento gastronómico de tanto nombre e importancia”.

La Carpa Mahou fue una de las apuestas del Gobierno de Lalín para la Feria del Cocido y disfrutó de gran éxito desde el primer año de su instalación (2016). Se puso en marcha con el objetivo de renovar la muestra gastronómica y, al tiempo, aportarle al festejo un toque de mayor calidad y modernidad. La carpa tipo iglú patrocinada por Mahou es totalmente transparente y este año fue ampliada para dar cabida a un mayor número de puestos pasando a medir 85 metros lineales de largo, frente a los 70 de los dos años anteriores, con una anchura de 20 metros.