Ayer se presentó el nuevo libro de recetas basadas en el plato insignia de la gastronomía gallega, que sirve para conmemorar la 50ª edición de la Feira do Cocido. El acto de presentación tuvo lugar en la casa consistorial y en el participaron el alcalde de Lalín, Rafael Cuíña, el concejal de Turismo, Francisco Vilariño, el cocinero y coordinador de la publicación, Diego López Dapena, además de los 13 representantes de la hostelería lalinense que realizaron contribuciones al recetario. La publicación acoge medio ciento de propuestas gastronómicas con el Cocido de Lalín como base principal, estructurándose bajo la filosofía “50 ferias, 50 recetas”.

El edil de Turismo explicó que sacar a la luz este tomo fue una iniciativa que se puso en marcha con la intención de crear algo representativo y perdurable en el tiempo coincidiendo con una fecha tan señalada como la celebración del medio siglo de vida de la Feira do Cocido. El Gobierno también quiso, con esta publicación, darle el protagonismo a los restauradores lalinenses, que son los verdaderos artífices de la expansión y del éxito del Cocido de Lalín. El volumen fue elaborado cuidando incluso el máximo detalle, con la intención de ofrecer un libro de mucha calidad tanto a nivel de contenidos como a nivel gráfico, de maquetación y diseño. El edil también señaló que esta iniciativa “se puso en marcha con la máxima ilusión y con la intención de que sirva para seguir impulsando nuestro plato más singular y nuestra fiesta más singular”, de modo que será difundido a gran escala e incluso se enviará un ejemplar a cada domicilio de Lalín. Finalmente, Francisco Vilariño agradeció profundamente la implicación desinteresada de todos los restauradores para sacar adelante esta iniciativa y, en especial, la de su coordinador, Diego López Dapena.

El alcalde de Lalín también mostró su agradecimento a los participantes y apuntó que el recetario “es una muestra más de la apuesta del Gobierno por una edición histórica de la Feria del Cocido y de la importancia que le damos al cocido cómo plato”. Esta apuesta -indicó- seguirá en los próximos años “porque la gastronomía y el cocido es una pata fundamental de nuestra economía y de nuestra identidad”.